Cuidados posteriores a la extracción dental: una guía práctica

La extracción dental implica la eliminación completa de un diente de la boca. Las personas pueden requerir la extracción de dientes por muchas razones, que van desde caries hasta dientes apretados.

Un dentista o cirujano dental realizará la extracción en su clínica y luego le dará a la persona algunas instrucciones para cuidar el área a medida que sana.

Durante la cita, el cirujano dental inyectará un anestésico fuerte en el área alrededor del diente para evitar que la persona sienta dolor. Luego usarán una serie de instrumentos para aflojar el diente antes de sacarlo. Después de extraer el diente, colocarán una gasa sobre el sitio de extracción para ayudar a controlar el sangrado y promover la coagulación.

Cuidados posteriores

El cuidado posterior de un diente extraído puede variar ligeramente dependiendo de algunos factores, como qué diente sacó el dentista, ya que algunos dientes tienen raíces más profundas que otros y tardan más en sanar. Sin embargo, la mayoría de las personas descubren que el dolor disminuye después de aproximadamente tres días.

Uno de los aspectos más importantes del cuidado posterior es mantener el coágulo de sangre que se forma en el alvéolo donde solía estar el diente. El cuidado de este coágulo de sangre es clave para el proceso de curación y ayuda a prevenir complicaciones dolorosas, como la cavidad seca.

Días 1 y 2

Gran parte del cuidado posterior en los primeros días después de una extracción se enfoca en permitir que se forme un coágulo de sangre y cuidar la boca en general.

Como señalan algunos expertos, el sangrado de bajo nivel durante hasta 24 horas después de una extracción es perfectamente normal. Sin embargo, el sangrado "activo" después de este punto requiere tratamiento.

Aquí hay algunos consejos adicionales para los primeros dos días de cuidado:

  • Descanse lo suficiente: espere descansar al menos las primeras 24 horas después de la extracción.
  • Cambie la gasa según sea necesario: es importante dejar la primera gasa en la boca durante al menos unas horas para permitir que se forme el coágulo. Después de esto, está bien cambiar la gasa tantas veces como sea necesario.
  • Evite enjuagar: por más tentador que sea, evite enjuagar, agitar o hacer gárgaras con cualquier cosa en la boca mientras el área aún está coagulada. Estas acciones pueden desalojar cualquier coágulo que se esté formando y afectar el tiempo de curación.
  • No use sorbetes: el uso de una pajitas ejerce mucha presión sobre la herida curativa, lo que puede desalojar fácilmente el coágulo de sangre.
  • No escupa: escupir también crea presión en la boca, lo que puede desalojar el coágulo de sangre.
  • Evite sonarse la nariz o estornudar: si el cirujano extrajo un diente de la mitad superior de la boca, sonarse la nariz o estornudar puede crear presión en la cabeza que puede desalojar el coágulo sanguíneo en desarrollo. Evite sonarse la nariz y estornudar si es posible.
  • No fume: fumar crea la misma presión en la boca que usar una pajita. Si bien es mejor evitar fumar durante todo el proceso de curación, es crucial no fumar durante los primeros días a medida que se forma el coágulo de sangre.
  • Tome analgésicos: los analgésicos de venta libre pueden ayudar a reducir el dolor y la inflamación.
  • Use compresas frías: colocar una compresa de hielo o una bolsa de hielo envuelta en una toalla en el área durante diez a veinte minutos a la vez puede ayudar a aliviar el dolor.
  • Eleve la cabeza: cuando duerma, use almohadas adicionales para elevar la cabeza. Acostarse demasiado puede permitir que la sangre se acumule en la cabeza y prolongar el tiempo de curación.
  • Tome los medicamentos que le recomiende el dentista: el cirujano dental puede ordenar medicamentos recetados para remociones complejas. Es importante completar el curso completo del tratamiento.

Días 3–10

Una persona debe intentar comer alimentos blandos mientras se recupera de la extracción dental. Una vez que se ha formado el coágulo, es vital mantenerlo en su lugar de manera segura y seguir algunos pasos adicionales para la higiene oral para ayudar a prevenir otros problemas.

Algunos consejos para el cuidado posterior entre el tercer y décimo día incluyen:

  • Enjuagues con solución salina: cuando el coágulo esté firmemente en su lugar, enjuague suavemente la boca con una solución salina tibia o una pizca de sal en agua tibia. Esta mezcla ayuda a matar las bacterias en la boca, lo que puede prevenir infecciones a medida que la boca sana. Procure reealizar estos enjuages con delicadeza.
  • Cepille y use hilo dental como de costumbre: cepille y use hilo dental en los dientes como de costumbre, pero tenga cuidado de evitar el diente extraído por completo. La solución salina y cualquier enjuague bucal medicado que recomiende un dentista deberían ser suficientes para limpiar esta área.
  • Coma alimentos blandos: a lo largo de todo el proceso de curación, las personas deben comer alimentos blandos que no requieren mucha masticación y es poco probable que queden atrapados en el receptáculo vacío. Considere apegarse a sopas, yogur, puré de manzana y alimentos similares. Evite tostadas duras, papas fritas y alimentos que contengan semillas.

 

Cuidados posteriores para múltiples dientes

A veces, los cirujanos dentales necesitarán extraer más de un diente a la vez. Al extraer varios dientes, es más probable que el cirujano recomiende anestesia general en lugar de utilizar un anestésico local.

La persona, por lo tanto, estará inconsciente durante todo el proceso. El dentista también les dará algunas instrucciones especiales previas a la extracción, como evitar la comida por un tiempo determinado. Después del procedimiento, la persona necesitará a alguien más para llevarla a casa.

Cuidar las extracciones múltiples puede ser un desafío, especialmente si están en diferentes lados de la boca. Los dentistas pueden tener instrucciones específicas para estos casos, y pueden solicitar una cita de seguimiento poco después de la extracción.

Resumen

La extracción dental elimina por completo un diente problemático para evitar futuras complicaciones. Después de una extracción dental, el cuidado posterior adecuado es vital, ya que ayuda a promover la coagulación y protege el sitio de extracción durante el proceso de curación. La mayoría de las extracciones simples deben sanar dentro de los siete a diez días.

Cualquier persona que experimente un empeoramiento de los síntomas después de una extracción dental debe ver a su dentista.

Fuentes:

Entradas

Qué son las caries

Las caries son perforaciones (o daño estructural) en los dientes.   Causas La caries dental es un trastorno común, que le sigue en frecuencia al resfriado común. Con mucha frecuencia suele aparecer...

Tratamiento de conducto: todo lo que hay que saber

¿A quién no le tiemblan las rodillas al pensar en un "tratamiento de conducto"? Pero, ¿cuántos de nosotros sabemos lo que es realmente lo que es? El tratamiento del conducto radicular, también conocido como terapia...

Una descripción general del cuidado dental

Su dentista está para asegurarse de que sus dientes y su sonrisa estén en óptimas condiciones. Pero son sus hábitos y rutinas diarias los que finalmente determinarán su salud dental. Ya sea que visite a su dentista...