Una descripción general del cuidado dental

Su dentista está para asegurarse de que sus dientes y su sonrisa estén en óptimas condiciones. Pero son sus hábitos y rutinas diarias los que finalmente determinarán su salud dental. Ya sea que visite a su dentista regularmente o haya pasado un tiempo desde su último chequeo, hay ciertas formas seguras para ayudar a mantener su salud dental en la mejor forma.

Cepillarse y limpiarse entre los dientes

Es sabido que necesita cepillarse los dientes, al menos dos veces al día, para controlar la placa y las bacterias que pueden causar caries. La placa se acumula en los dientes dentro de las 12 horas. Quitar la placa de los dientes también ayuda a prevenir la enfermedad de las encías.

También se recomienda limpiar entre los dientes una vez al día, o siempre que tenga restos de comida atrapados allí. Además del hilo dental, puede usar picos dentales, cepillos pequeños o "hilo dental de agua". El 35% de la placa se acumula entre los dientes. Si no se limpia entre los dientes, puede ponerse en riesgo de caries y enfermedades de las encías, que comienzan entre los dientes.

Reduzca el consumo de dulces y refrigerios

El vínculo entre los alimentos azucarados, dulces y las caries es bien conocido. Si lo piensa, cada comida o refrigerio que tiene está realizando algún tipo daño a sus dientes. Pero el verdadero problema es que el azúcar a menudo está oculto en los alimentos y uno no se da cuenta. Si es goloso, asegúrese de hablar con tu dentista sobre cómo comer más alimentos frescos y revise el contenido de azúcar en las etiquetas antes de comer alimentos procesados.

La Asociación Dental Americana también recomienda reducir el consumo de alimentos y bebidas entre comidas porque las personas generalmente eligen comidas y bebidas azucaradas o aquellas con calorías vacías. Si necesita un refrigerio, considere alimentos aptos para los dientes, como yogur, fruta, verduras o nueces. Beba agua.

Signos de enfermedad de las encías

Una de las señales más comunes de que necesita un chequeo dental es que sus encías están sangrando. Puede notar sangre cuando come o en el cepillo de dientes. Esta es una señal segura de que está atrasado para un chequeo dental y debe reservar una cita para evaluar la causa.

Con el tiempo, la gingivitis y las encías sangrantes pueden convertirse en un proceso inflamatorio crónico conocido como "enfermedad de las encías". Pero la clave para tener encías sanas es diagnosticar la afección en su etapa inicial. La gingivitis se puede tratar y revertir. Si no se diagnostica, la enfermedad de las encías puede progresar, haciendo que sus encías retrocedan y potencialmente conduciendo a una pérdida ósea eventual que puede resultar en dientes flojos y móviles. Cepillarse dos veces al día, usar hilo dental diariamente y mantenerse al día con los controles dentales es la mejor prevención contra la enfermedad de las encías.

Los síntomas de la enfermedad de las encías

Mal aliento:  Una gran proporción de personas que se identifican con mal aliento, o que se les dice que tienen mal aliento, tienen un problema con su salud dental. El monitoreo de su cuidado dental incluye estar al tanto de signos como mal aliento que pueden indicar un problema que necesita direccionamiento. Recuerde que su dentista lo entenderá. Los dentistas están capacitados y familiarizados con el mal aliento y, a menudo, podrán ayudarlo a resolverlo identificando una afección dental subyacente.

Causas dentales del mal aliento

Haga de las visitas dentales un hábito.

Una rutina de cuidado dental que involucra chequeos y limpiezas regulares es uno de los factores más importantes para mantener una buena salud bucal. Los controles regulares pueden prevenir la caries dental, la enfermedad de las encías, el cáncer oral y otras afecciones dentales. Las enfermedades dentales se abordan fácilmente si se diagnostican temprano, por lo que es importante no esperar hasta que tenga un problema antes de ver a su dentista. Es mejor prevenir los problemas dentales antes de que ocurran. Los consultorios dentales modernos están configurados con el equipo más nuevo que es rápido e indoloro, por lo que a menudo se sorprenderá de lo agradable que es realmente un viaje al dentista.

Si pospone su cita porque le tiene miedo al dentista, no se preocupe, no está solo. La ansiedad dental es una de las razones más comunes por las cuales las personas evitan los chequeos regulares. Desafortunadamente, esto puede significar un desastre para su salud dental.

Tenga la seguridad de que su dentista ve a personas que experimentan ansiedad dental todos los días. De hecho, los dentistas están altamente capacitados para aliviar los nervios y ayudar a los pacientes a darse cuenta lentamente de que el dentista no es tan malo. 

Fuentes:
  • https://www.verywellhealth.com/dental-care-4014738
  • Yadav SR, Kini VV, Padhye A. Inhibition of Tongue Coat and Dental Plaque Formation by Stabilized Chlorine Dioxide Vs Chlorhexidine Mouthrinse: A Randomized, Triple Blinded Study. J Clin Diagn Res. 2015;9(9):ZC69-74. doi:10.7860/JCDR/2015/14587.6510
  • Chapple IL, Van der weijden F, Doerfer C, et al. Primary prevention of periodontitis: managing gingivitis. J Clin Periodontol. 2015;42 Suppl 16:S71-6. doi:10.1111/jcpe.12366
  • Ayl?kc? BU, Colak H. Halitosis: From diagnosis to management. J Nat Sci Biol Med. 2013;4(1):14-23. doi:10.4103/0976-9668.107255
  • Appukuttan DP. Strategies to manage patients with dental anxiety and dental phobia: literature review. Clin Cosmet Investig Dent. 2016;8:35-50. doi:10.2147/CCIDE.S63626

Entradas

Qué son las caries

Las caries son perforaciones (o daño estructural) en los dientes.   Causas La caries dental es un trastorno común, que le sigue en frecuencia al resfriado común. Con mucha frecuencia suele aparecer...

Cuidados posteriores a la extracción dental: una guía práctica

La extracción dental implica la eliminación completa de un diente de la boca. Las personas pueden requerir la extracción de dientes por muchas razones, que van desde caries hasta dientes apretados. Un dentista o cirujano dental...

Tratamiento de conducto: todo lo que hay que saber

¿A quién no le tiemblan las rodillas al pensar en un "tratamiento de conducto"? Pero, ¿cuántos de nosotros sabemos lo que es realmente lo que es? El tratamiento del conducto radicular, también conocido como terapia...